martes, agosto 29, 2006

La sonrisa congelada

Esta es la foto más cálida que me fue posible en uno de los sitios más fríos que he conocido. Es el Hospital San José, en el centro de Bogotá. La arquitectura de allí, todo un trono para la asepsia, es perfecta en su propósito, pero impersonal. La sonrisa, apenas dibujada de este señor, fue la única que se me atravesó. Quizá se dio cuenta de que le tomaba la foto, con esa técnica imprudente, pero discreta de la 'mano alzada' para no perturbar a las personas. En otras entregas, algunas otras fotos de esta sesión. Bogotá (Colombia, 2005).

4 Comments:

Blogger Mauricio Duque Arrubla said...

la inclinación de la cámara hace que el encuadre quedara chévere. Lo siento, otro elogio :)

7:59 a. m.  
Blogger Víctor Solano said...

Mil gracias Mauricio. Fue fruto de la espontaneidad.

9:59 a. m.  
Blogger Jorge Grajales said...

FELCIDADES UNA VEZ MAS, USTED LO DIJO ESPONTANEIDAD, UNO DE LOS PUNTOS REQUERIDOS PARA MEJORES FOTOGRAFIAS, SR. UN ABRAZO DESDE CHIAPAS.

1:17 p. m.  
Blogger Víctor Solano said...

Hola Jorge: Mil gracias. Sí a veces quedan buenas así, con la espontaneidad.

10:27 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home