sábado, enero 20, 2007

Arena, barro, agua, aire, luz

Las playas sobre el río Fonce son así, sorpresivas, sin pretensiones, invitadoras, complacientes, calmas y a veces alfombradas de mariposas amarillas. San Gil (Colombia, 2007).

2 Comments:

Blogger Mauricio Duque Arrubla said...

Caminaba río arriba buscándolo. Hacía rato había descubierto que su viaje ya no era un secreto y bandadas esporádicas de mariposas lo seguían para ir pasando la voz de su avance.
Sin saber si la vigilancia era amigable o enemistosa buscaba adivinar comportamientos o frecuencias de estos centinelas de uniforme vistoso mientras seguía su camino. En esas andaba cuando oyó detrás suyo el ruido del agua cortada por una lenta canoa que, como él, remontaba la corriente.

8:10 a. m.  
Blogger Víctor Solano said...

¡Qué bonito cuento!, muchas gracias Mauricio por seguir esta tradición del relato a partir de una imagen. Saludos.

10:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home